Síndrome del Túnel Tarsiano

El síndrome del túnel tarsiano es un atrapamiento del nervio tibial posterior, provocado por su posición anatómica en la entrada del tobillo al pie, pudiendo ser comprimido por estructuras vecinas o aumentando su tamaño como en la neuropatía diabética (tema ampliamente discutido).

Causas

Las causas son variadas, pueden ser secuelas de fracturas, varices profundas, gangliones, musculos supernumerarios, neuropatías periféricas (diabetes, es la más frecuente), mixedema (tiroides) o lesiones tendinosas.

Sintomas

El síntoma inicial suele ser el dolor sobre todo en la región del talón (conocido popularmente como dolor por tener espolón calcáneo) pero lentamente se van percibiendo cambios sensoriales, como adormecimiento u hormigueo del talon, el arco del pie, parte anterior del pie, la planta y en alguna s oportunidades hasta la punta de los dedos siempre del lado de la planta del pie. Al principio estos síntomas ocurren esporádicamente, pero luego están presentes constantemente hasta el punto que pueden despertar al paciente durante la noche.

Con el tiempo estos disturbios sensoriales pueden causar tanta perdida de sensación que el paciente no puede sentir cuan apretados están los zapatos, ni puede distinguir cuan caliente o fría está el agua del baño, inclusive puede haber disminuido el dolor. En los pacientes diabéticos es la causa principal de ulceras plantares.

A medida que progresa el cuadro cuando la causa es la neuropatía diabética se va deteriorando la inervación de la musculatura propia del pie, que trabaja controlando los movimientos y el equilibrio. Esta condición puede debilitar los pies causando caídas al paciente.

Diagnostico

Un estudio de sensibilidad llamado Electromiograma Sensitivo Puro puede identificar la etapa en que se encuentra el daño del nervio.

Con el Estudio de Marcha podemos medir el balance y equilibrio para saber cómo está influyendo la neuropatía (evaluación indirecta de progreso de neuropatía periférica, a través del Sway análisis.

La resonancia magnética nuclear tiene un lugar muy importante para detectar dilataciones venosas, músculos supernumerarios o bien situaciones anormales como la presencia de quistes sinoviales o secuelas de lesiones traumáticas en los huesos.

Tratamientos

Con una cirugía descompresiva de la zona del túnel se libera el nervio, esto mejora el flujo sanguíneo, detendrá el adormecimiento y hormigueo y regenera el nervio con el tiempo.

Para que esta cirugía sea exitosa el cirujano utiliza lupas de microcirugía que aumentan tres veces el tamaño de los nervios y los tejidos delicados que lo rodean.

Los nervios están localizados en lugares específicos en relación a los músculos y ligamentos, lo que permite su identificación. Gracias a la descripción detallada de las ramas terminales podemos identificar 4 diferentes nervios en el túnel tarsiano del tobillo y retropié. Y más de 11 variantes anatómicas que requieren ser conocidas por el cirujano interviniente.

Cirugia Descompresiva

Desde que el paciente entra a la sala de operaciones hasta pasar a la sala de recuperación pasan alrededor de dos horas. Este tiempo se utiliza para realizar el bloqueo anestésico regional bajo control ecográfico. La anestesia generalmente es local. Solo se duerme el pie.

Luego el procedimiento quirúrgico en general tiene una duración de menos de una hora. En la sala de recuperación estará cerca de una hora. Esto puede variar con cada persona.

Resultados

Las probabilidades del éxito dependerán del estadio en que se encuentre la lesión del nervio, que será evaluada y transmitida por el especialista.

A groso modo, si el problema es de atrapamiento solamente por ejemplo por várices profundas o bien por presencia de un quiste sinovial (ganglión) las posibilidades de recuperación orillan el 100%.

En caso de secuelas de fracturas de tobillo, astrágalo, calcáneo o lesiones tendinosas asociadas la recuperación no superará el 80% de mejoría.

En la neuropatía diabética, dado que el compromiso de atrapamiento viene acompañado por una lesión interna del nervio (lesión del axón) la posibilidad de recuperación no supera el 60%.

Esto es muy importante para la expectativa del paciente a ser operado, pero en todos los casos vemos que la mejoría va del 60 al 100%, lo cual es muy alentador en una persona que conoce el sufrimiento por el síndrome del túnel tarsiano.

Otros causales y resultados posibles

Muchas veces la causa del dolor es incierta pero los pacientes tienen algún tipo de padecimiento de la glándula tiroides. Estamos investigando la relación directa de este problema con el túnel tarsiano.

Los pacientes que han padecido infartos de miocardio o accidentes cerebrovasculares suelen tener una disminución de la llegada de oxígeno a las pequeñas arterias que irrigan los nervios periféricos distales y pueden tener síntomas parecidos sin ningún tipo de atrapamiento.

Estos pacientes al ser operados prácticamente no sienten alivio alguno.

Por este motivo es de fundamental importancia el diagnóstico diferencial de los problemas alrededor de talón y retropié por parte de un experto ortopedista en pie y tobillo.

Consultas y turnos Escribanos