Los tendones son las estructuras que permiten movilizar las articulaciones que unen la pierna con el pie atraves del tobillo.

Son diez los mas importantes y pueden sufrir alteraciones de origen traumatico, inflamatorio, degenerativo y vascular.

Algunos de ellos estan envueltos en vainas sinoviales pudiendo sufrir cuadros de sinovitis. Otros pasan atraves de tuneles y cualquier cambio en la anatomía normal del tendón puede alterar el paso por dichos tuneles.

Algunos son colaboradores de otros (agonistas) y otros tienen la fuerza opuesta (antagonistas) todos funcionan en un perfecto equilibrio para permitir la biomecánica normal de la marcha.

Cualquier alteración de las mencionadas modifica el funcionamiento lo que lleva finalmente a la deformidad y destrucción articular del pie.

Como estos procesos se producen lentamente es importante la detección precoz de la falla funcional.

Como lo nota el paciente?

Siente que ha perdido potencia en la marcha, que no puede sostenerse en punta de pie, que su pie no rota para afuera o lo hace con dolor, ve la forma del tobillo y pie alterada (hinchado) y hay un caso muy particular cuya lesión es aguda, instantánea y es el tendón de Aquiles cuando se rompe.

EL paciente en este caso refiere como si alguien le hubiera dado una patada desde atrás o un latigazo.

Las lesiones de tendones son mas frecuentes entre los 30 y los 60 años, a veces vinculados con el deporte y otras veces en no deportistas.

La evaluación del especialista, ecografía y resonancia magnética son los estudios adecuados para evaluar tendones.

El estudio de biomecánica de marcha es un indicador indirecto de lesión dado que muestra que algo anda mal pero no puede definir cual es el tendón afectado.

Sin embargo es muy útil en el periodo de recuperación o rehabilitación ya que nos permite hacer un seguimiento y ver si esta evolucionando favorablemente o no.

El estudio de la propiocepcion (SWAY) también nos permite diagnosticar fallas funcionales de tendones y es posible controlar la rehabilitación hasta el alta medica.

Ejemplo: ¿cuando tiene el alta un deportista para competir o volver a jugar?

Tratamiento:

Una vez identificado el o los tendones enfermos podemos utilizar diferentes tratamientos por ejemplo en sinovitis con tendón sano realizamos una tendoscopia (cirugía minimamente invasiva artroscopica) en los tendones de Aquiles, Tibial Posterior, Flexor Largo del Hallux, o Tendones Peroneos.

En procesos degenerativos no insercionales del tendón de Aquiles podemos tratar con plasma rico (PRP), ondas de choque asociada a trabajos de contracción excéntrica (método de Alfredson) y fisioterapia convencional.

No recomendamos inyectar corticoides alrededor de los tendones por la alta frecuencia de ruptura de los mismos.

Cuando la lesión es crónica y las deformidades comprometen varias articulaciones es necesario además de tratar el tendón hacer cirugía reconstructiva del pie. Ejemplo disfunción del tendón tibial posterior grados III y IV.

Consultas y turnos Escribanos